Carta de alumnos de Charlieu-Francia dirigida a Walter Garib
27 / 11 / 2012

Alumnos de Charlieu-Francia le envían emocionada y bella carta al escritor Walter Garib, para agradecer su presencia en el colegio donde estudian español. Ellos pertenecen al curso que dirige la profesora Paula Boudjema. Este encuentro se produjo a raíz de la visita que realizó el escritor a ese establecimiento, junto con su esposa, la pintora Lenka Chelén-Franulic. En esa oportunidad departieron durante dos horas con los (as) estudiantes.

Querido escritor chileno, Walter Garib
Cuando nuestra profesora de español nos había hablado de aquel escritor chileno, nos preguntamos qué persona podía ser.
Estábamos un poco impacientes de conocerlo…
Cuando empezamos a descubrir sus obras y también su biografía, el personaje iba más o menos precisándose.
Desde aquel momento, queríamos encontrar « el Gran Cuentista de Chile ».
Sus obras son muy originales y toda la clase, incluso los más débiles encontraban un interés para usted. Además a todos nos gustó su humor .
Durante el encuentro pudimos ver a la persona a la que habíamos intentado imaginar. Usted era como lo habíamos imaginado pero con un carácter de cuentista, inventivo, aún más marcado. Usted habla como en un libro de cuentos. Hemos aprendido muchas cosas sobre Chile, como por ejemplo que es muy difícil volverse autor y publicar sus obras.
Nos ha gustado mucho este encuentro. Es usted una persona agradable, muy animada, dinámica, entusiasta, interesante. Las pequeñas historias que nos contó usted fueron muy interesantes. También pudimos ver que usted estaba contento con vernos.
Tiene mucha cultura y se interesa por muchas cosas. Sus cuentos son divertidos. Hemos gozado mucho al leer los numerosos cuentos que usted ha escrito.
A lo largo del intercambio intentamos entender la lengua de Chile, que es un poco diferente del español. Compartimos cosas, anécdotas sobre su vida y su pasión por la escritura.
Usted nos animó mucho, nos dio muchas ganas para escribir cuentos. Gracias por darnos motivación para el futuro, por darnos esperanza. Ahora vamos a implicarnos más en nuestros proyectos futuros porque sabemos que cuando tenemos muchas ganas de hacer algo, podemos hacerlo.
Muchas gracias por esta visita desde un país tan lejano y por su buena implicación y voluntad. Gracias por haber compartido con nosotros su pasión por la escritura y por haber abierto y cambiado nuestra mirada sobre las cosas de la vida cotidiana.
Siempre usted y su mujer estarán bienvenidos en Charlieu.
Hasta luego.
Los alumnos de la señora Boudjema.